Editorial

©FotosJuan_16-03-05_1168v

Se acerca Septiembre y con él las fiestas en honor a nuestra patrona, La Virgen de Gracia. A pasos agigantados nos abrazan esas mariposas en el estómago que nos recuerdan que llega el momento que durante un año entero hemos estado esperando.

Ha sido un año difícil para todos. Aún nos queda el mal sabor de boca de unas fiestas pasadas por agua que nos sumieron a todos en la incertidumbre y la tristeza de vernos impotentes mirando al cielo, rogando con todas nuestras fuerzas ver un claro que nos diera un respiro. Esa losa nos ha acompañado durante la preparación de las fiestas que se acercan y ha supuesto para la junta directiva de la Asociación de Comparsas, si es que cabe, nuestro mayor compromiso para que todo lo que esté en nuestra mano pueda llevarnos a disfrutar al máximo de estos días.

Durante estos meses y siguiendo la tónica de los últimos años, hemos vivido muchísimas dificultades. Desgraciadamente, la actual situación económica que atravesamos todos los festeros, confluyendo en nuestras  respectivas comparsas, coordinadas a su vez por la Asociación de Comparsas, dificulta mucho el trabajo organizativo y nos limita a la hora de invertir en la calidad de nuestras fiestas.

En la semana cultural festera, no hemos podido disfrutar de la representación teatral del grupo Alácera, que tantos buenos momentos nos han hecho pasar. Sin duda, ha sido un acto que hemos echado mucho de menos, pero las circunstancias abocaron a no poder llevar a cabo la representación tras meses de trabajo. Nuestro más sentido agradecimiento y mejores deseos para el año que viene, donde esperamos poder volver a deleitarnos con esa brillante labor.

A estos imprevistos, debemos sumar las barreras que legalmente se nos imponen con respecto a la pólvora, seña de identidad en nuestras fiestas. Lejos de redirigir a favor de nuestra costumbre en cuanto al uso de la pólvora y tras muchísimas gestiones, vemos que va a ser muy necesario aceptar esos límites legales contra los que ninguno podemos ejercer movimiento alguno, y  no cesar en la reivindicación cultural en las esferas donde sí pueden ser atendidas. La prohibición de que nuestros menores disparen es inamovible, e ir contra eso es ir contra la ley. Las gestiones seguirán haciéndose para conseguir que puedan disparar los jóvenes a partir de catorce años. Pero el camino es largo cuando se trata de justificar la tradición que nos ocupa a la administración central, tan ajena emocionalmente a nuestras fiestas y esto se complicará a la vista de las directrices europeas que recientemente han sido aprobadas en relación a esto. Os pedimos humildemente toda vuestra colaboración y comprensión ante este tema donde todos nos hacemos tan sensibles.

Con todo, y aún con las manos atadas, hemos mantenido el corazón abierto al máximo hacia tan esperadas fechas y hemos volcado toda nuestra ilusión y saber hacer en la organización de los días que llegan.

Los cambios también son positivos y entre los que se llevaron a cabo el pasado año, destacamos la inclusión de carrozas en el desfile de la Enhorabuena y nuestro compromiso con la accesibilidad al pregón que da inicio a nuestros momentos más deseados, mediante su interpretación simultánea a Lengua de Signos.

Con la misma positiva acojida de estos cambios que se mantienen este año, esperamos que recibáis la modificación del la parte final del itinerario del desfile de la Enhorabuena, que creemos favorecerá enormemente el engrandecimiento de este acto.

Id preparando vuestras colgaduras en los balcones, vuestros trajes, vuestras mejores sonrisas y celebremos juntos estos días, con la alegría e ilusión que caracteriza a nuestro querido Caudete. Estamos en Fiestas.

Queremos recordar también a aquellos que estas fiestas no van a acompañarnos. Entre ellos, Pedro Agulló, caudetano querido por todos; gran festero, entregado hasta el final a las fiestas y un pilar importantísimo en el desarrollo de todo lo relacionado con los Episodios Caudetanos. ¡Qué difícil será este año estar en nuestra plaza y no verte! Has sido un ejemplo de amor sin  condiciones a tu pueblo y tu legado sigue vivo hoy. En nuestro recuerdo él y aquellos amigos que hoy nos faltan. Descansen en Paz.