ANÁLISIS DE FIESTAS DEL GRUPO ELECTO DE LA ASOCIACIÓN DE COMPARSAS DE MOROS Y CRISTIANOS NTRA. SRA. DE GRACIA

Tras unas buenas fiestas climatológicamente y con ausencia de accidentes, debemos alegrarnos; con todo, no debemos pasar de largo  hechos que no son nuevos en nuestras fiestas. El tema de la pólvora ha sido muy comentado: el precio, los requisitos de petición, licencias y guías, la no participación de menores… Desgraciadamente vamos a tener que ir acostumbrándonos, aún con todo el trabajo que se está realizado desde la comisión de los pueblos de la pólvora,  ya que dentro de poco estará en vigor el nuevo reglamento de armas y explosivos que todos tendremos obligación de cumplir. Seguiremos haciendo gestiones para que se equipare con la ley de la caza y de esta forma los mayores de 14 años puedan disparar acompañados de sus padres.

Sobre los desfiles hay mucho que analizar e implantar las soluciones adecuadas. Hemos tenido un desfile de Entrada más que aceptable, sin embargo, es para destacar el parón que hubo de hacerse en la calle del arco con la carroza de las damas durante aproximadamente 15 minutos debido a que las autoridades no habían ocupado  sus asientos en la tribuna. Por el contrario el desfile de La Enhorabuena fue totalmente desastroso. No ha gustado ese cambio de itinerario absolutamente vacío de público, ni tener que colocar 4.000 sillas para poder cubrirlo habiendo quedado 1.500 sin ocupar. Se trata de un trabajo y un gasto de recursos innecesario y por tanto tendremos que estudiar si continuamos con este trazado o volvemos al anterior.

Desde varias esferas se pronosticaba mayor participación durante La Enhorabuena, pero los datos no han podido corroborar esta teoría ya que apenas han sido ocupadas cien sillas más que un martes de Entrada. No existe ninguna justificación para los grandísimos cortes que hacen un desfile pésimo y con poco gusto. La única Comparsa que desfiló bien fue la de Tarik al paso por tribuna. Tenemos que tener más organizadores,  y que cada festero sea más consciente con su propia escuadra; los boatos deben de ir al ritmo del desfile como tantas veces hemos dicho.  El público cada vez saca más sillas de casa invadiendo las aceras y no favoreciendo la colaboración con las fiestas. Sin lugar a dudas el objetivo principal de nuestras fiestas es disfrutar juntos, valorar con nuestros sinceros aplausos el gran esfuerzo de los que están desfilando, pero esto se volverá prácticamente imposible sin la colaboración y la inversión económica que como  festeros y caudetanos nos corresponde. La aportación mediante el alquiler de sillas es una manera de colaborar en nuestras fiestas patronales. Desde la concejalía se comprometieron  a  dejar las aceras libres en el desfile de la Enhorabuena y este año todavía se han colocado más. Nos enfrentamos también al robo de sillas;  nos resulta imposible hacernos cargo del pago de casi 140 sillas y nos sorprende ver que de esto nadie comenta nada en las redes sociales. Hemos visto que sí se comenta por personas poco informadas que el pago del alquiler de las sillas lo efectúa el Ayuntamiento y la recaudación es para la Asociación de Comparsas y queremos hacer saber que esos datos son totalmente equivocados. La Asociación está abierta a la explicación a todos los que quieren saber y oficialmente mediante las juntas ordinarias y extraordinarias que se vienen celebrando. Tal vez desde la calidad informativa estas personas podrán ejercer más acertadamente su derecho de comentar y sus comentarios sean más constructivos que destructivos tanto para mejorar nuestras fiestas como para respetar el trabajo desinteresado que tantas personas venimos realizando por Caudete desde hace mucho tiempo.

Otro tema que no se puede pasar de largo es que un pueblo como Caudete y en fiestas Patronales no se cuente con una dotación de policía más amplia. Tenemos que dar gracias que no ha sucedido nada, el pueblo necesita especialmente estos días más seguridad y orden público, tener las calles que se necesiten cortadas, desviación del tráfico… La avenida de Valencia y de Villena se cortaron quince minutos antes de dar inicio La Entrada, estando ya colocadas las sillas en las puertas de Valencia, y los coches de los propios festeros bajando al inicio por la calle San Jaime. En la Enhorabuena la propia Asociación tuvo que llamar a la grúa ya que no se contaba con ningún policía de servicio para controlar el montaje de sillas, tal como el día diez a la salida desde la puerta de la villa hacia las nuevas capitanías.  Ni vallas, ni corte de calle, ni efectivos de policía.

La ofrenda subió bastante bien; tan sólo el grupo final del M. I. Ayuntamiento iba muy espacioso y prácticamente sin música. Agradecemos que las Damas atendieran nuestro consejo de seguir a La Antigua y así poder escuchar la música. El Protocolo de Fiestas debe cumplirse: la Asociación tiene su posición cuando va con las autoridades en fiestas.  Si se desea modificarlo debe informarse  antes de los días festivos, al menos así ha sido en los últimos cuarenta años y no deben de desplazarnos como se pretendía en la ofrenda.

Los Episodios Caudetanos han estados a la altura que nuestras fiestas se merecen. La participación de las Comparsas bastante bien; un nivel alto en los actores ya que los que han cambiado de personaje lo han defendido muy bien, ¡Enhorabuena!  La participación del público a pesar de ser días laborables no ha estado nada mal, nos han visitado directivos de Yecla, Sax y Petrer, llevándose muy buena impresión.

En cuanto a las procesiones de la subida y bajada de la Virgen, los comentarios generales son “¿Por qué se va tan lento?”, “Hasta que no son las ocho en punto no llega la Virgen a la Cruz”, y el día diez,  “Si la Virgen debe llegar de noche”. Todos vimos que la carroza se paraba, incluso la música dejo de tocar ya que estaban totalmente parados, llegando una hora después de la bandera de La Antigua.  El día siete en la entrada a Santa Catalina, las capitanías no ocuparon sus asientos una vez entra la Virgen a la capilla de la comunión; es el alcalde de fiestas el que debe actuar en estos casos,  ya que estuvieron mucho tiempo plantadas en la puerta, motivados también por el contratiempo de la carroza en la vuelta de la calle Paracuellos de la Vega.

El alumbrado especial muy bien en la calle Nueva, Paracuellos, Juan López y plaza de la Iglesia con las ristras de bombillas, y arcos muy bonitos en la Zafra aunque otros lugares quedaron bastante oscuros. La iluminación en la tribuna de la Enhorabuena fue escasa como se avisó antes de fiestas al concejal. Nos indicaba que la tribuna la quería en el centro de mayores donde tenía preparada muy pobre iluminación; al comentarle que allí iba otra tribuna de público no montada al no haberse vendido ninguna plaza la respuesta fue “estaréis a oscuras”. Gracias a la colaboración de tres vecinos,  Caudete Televisión tuvo iluminación y pudo grabar.

Las dianas no han estado al margen de la polémica, motivadas quizás por una mala interpretación de las normas, pero todos los socios que leen las cartas están informados. “Sólo pueden usar pirotecnia las personas autorizadas por las comparsas y que dispongan de seguro de responsabilidad civil y de accidente individual cumpliendo las normas establecidas”.  La capitanía de La Antigua así lo solicita y se le concede, llegando después a discusiones y momentos de tensión entre los presidentes de las comparsas y la asociación produciendo muy  mala imagen de esta entidad. Tenemos que seguir estudiando la participación de festeros con petardos en las dianas y que se responsabilicen y cumplan con los requisitos.

Las Fiestas patronales son patrimonio de todo un pueblo, y todo el pueblo está involucrado debiendo colaborar en la medida de sus posibilidades: siendo socio de alguna Comparsa, Mayordomía, engalanando su balcón, ventana o calle, comprando una silla para presenciar los desfiles, acudiendo a la Embajada, retreta, procesiones, aportando críticas constructivas, adquiriendo el programa de fiestas, y simplemente, disfrutar de las fiestas.

Las fiestas no se organizan solas, hace falta el trabajo de muchas personas. La Asociación de Comparsas es la encargada de coordinar esta gestión desde que el Ayuntamiento delegó la organización  de las Fiestas. Hoy  en día es bastante difícil llevar este trabajo a cabo por varios motivos entre los que es inevitable destacar el económico para hacer frente a los gastos. Otro aspecto importante que debemos analizar profundamente es el de la decadencia de nuestras Fiestas. Para ello debemos atender a la escasa participación, los actos de disparos, la organización, “Asociación de Comparsas o de Festeros”… Si no actuamos, dentro de muy poco muchos problemas ya no tendrán solución.

Para finalizar queremos dar las gracias a las Capitanías, Damas y Reina de fiestas, pregonero, grupo de embajada, cantores de la embajada, protección civil, cruz roja, al grupo de obras, a la M.I. Mayordomía,  a los colaboradores de San Blas y San Roque, al M.I Ayuntamiento, a las Comparsas y sus directivas, a las empresas que han colaborado en el patrocinio de las entradas de los episodios y de la presentación de capitanías y damas – elección de reina y a todos aquellos  que  trabajan  en pos de  nuestras fiestas. Y nuestra más sincera felicitación a las capitanías del próximo año.

Anuncios