Informe sobre la pólvora

Informe sobre el uso de la pólvora en las Fiestas Patronales de Moros y Cristianos de Caudete (Albacete)

SUMARIO

– El porqué de este informe
– Antecedentes históricos
– Uso actual de la pólvora: arcabucería
– Medidas de seguridad en el uso de la pólvora
– Reivindicaciones

El porqué de este informe

 Las Fiestas Patronales de Caudete, como veremos más adelante, se fundamentan en la tradición del disparo de arcabucería. Este tipo de actos son, en muchas ocasiones, desconocidos para los responsables políticos que deben conceder los permisos pertinentes para poderlos llevar a cabo. Peor aún es una información parcial o deformada, a veces de carácter alarmista si procede de los medios de comunicación por causa de algún desgraciado accidente.

Este desconocimiento propicia situaciones de incertidumbre en el seno de las entidades relacionadas con la organización de las Fiestas Patronales. Las diversas interpretaciones de los Reglamentos de Explosivos y de Armas dan como resultado el no disponer de unas reglas sólidas a las que atenernos, y estar a expensas de lo que entienda el representante del Gobierno en ese momento.

Castilla La Mancha no es región pródiga en Fiestas de Moros y Cristianos, lo cual también nos condiciona negativamente. Baste decir que los festeros de Caudete han hecho en los últimos años un gran esfuerzo para adaptarse a la legislación. Esto ha supuesto que prácticamente la totalidad de ellos hayan obtenido la Licencia de Armas de Avancarga, así como que hayan homologado sus armas, cuando en muchas otras poblaciones festeras aún no se han planteado en serio la posiblidad de iniciar estos trámites. A pesar de todo esto, el pasado 5 de septiembre, momentos antes a la descarga de la pólvora para nuestras Fiestas, la Guardia Civil se negó a descargar nada más que la estrictamente necesaria para un día de Fiestas. Esto causaba un tremendo desbarajuste para la correcta celebración de los actos festeros, tal y como se hizo saber a los miembros de la Guardia Civil, tras lo cual ofrecieron el que se pudiera descargar la pólvora si el Presidente de la Asociación de Comparsas se hacía responsable, a título particular y a todos los niveles, de los 2.500 Kgs. (este documento se adjunta al final de este informe). El Presidente accedió a firmar, dada la premura de tiempo, horas antes del comienzo de las Fiestas, a sabiendas de la enorme responsabilidad que contraía.

Hechos como éste, que se producen cuando se han seguido las indicaciones de la Guardia Civil respecto a la incentivación de las licencias de armas, además de cumplir con todos los trámites requeridos y contar con el permiso de la Subdelegación del Gobierno correspondiente, producen impotencia en los responsables festeros, que ven cómo todos sus esfuerzos son baldíos en el último momento.

En este punto cabe recordar que las tradiciones de un pueblo son un derecho constitucional, según reza la Carta Magna, que en su Preámbulo dice “Proteger a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los derechos humanos, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones”. No pretendemos ser más que nadie, pero tampoco menos, habida cuenta de que se dan agravios comparativos difíciles de asumir, cuando ciudades más grandes obtienen privilegios a la hora de organizar y celebrar fiestas de todo tipo con la seguridad de que en muchas ocasiones se van a producir heridos (en el mejor de los casos, por desgracia), mientras a nosotros se nos plantean infinidad de trabas con la excusa de la seguridad. En esta materia, la de la seguridad, podemos presumir de un porcentaje cero en cuanto a accidentes derivados de la arcabucería desde la creación de la Asociación de Comparsas en el año 1969, fecha desde la cual se tienen actas oficiales.

Por todo lo anterior, este documento trata de ilustrar la situación actual del uso de la pólvora en Caudete, con el objeto de que el lector obtenga los datos suficientes como para tener una opinión objetiva al respecto.

Antecedentes Históricos

 El origen de las Fiestas Patronales en honor a la Ntra. Sra. la Virgen de Gracia de Caudete se remonta al año 1588. En ese año, D. Juan Bautista de Almazán escribe “Los Autos de la Historia de Nuestra Señora de Gracia” o “Comedia Poética”, precedente de los actuales “Episodios Caudetanos”, nuestra Embajada, que los dias 7 , 8 y 9 de septiembre se representan en la Plaza de la Iglesia, y que constituyen uno de los ejes centrales alrededor de los cuales se forjan nuestras Fiestas a través de los siglos.

La arcabucería en este tipo de celebraciones tiene connotaciones militares, más concretamente de las soldadescas y alardos. Su importancia en Caudete es vital. No es, pues, un añadido reciente a nuestras Fiestas, sino un componente que nace con las mismas y se convierte con el tiempo en una tradición fundamental, sin la cual sería imposible concebirlas. El uso de la pólvora en nuestras Fiestas se documenta ya en el año 1741, si bien se tiene la certeza de que se utilizaba con anterioridad. Desde ese año se realiza ininterrumpidamente, a excepción de los años de la Guerra Civil Española. En este sentido, Caudete es una de las poblaciones con más tradición en disparos de arcabucería de toda España. Hasta principios del siglo XX era común, incluso, la fabricación artesanal de la pólvora destinada a las Fiestas. También data de esas fechas la construcción del primer taller de fabricación de armas de avancarga de Caudete, que se mantiene en la actualidad.

La razón de que en Caudete tenga tanta importancia la arcabucería no es fácil de precisar. Una de las causas bien podría ser la constante presencia militar que soportó la población al ser zona fronteriza entre diferentes reinos. De hecho, Caudete perteneció al Reino de Castilla hasta 1305, año en el que pasó a ser del Reino de Valencia. En 1707 pasó al de Murcia y ya en 1833 quedó integrado en la provincia de Albacete. Caudete fue en numerosas ocasiones punto de aprovisionamiento de ejércitos, hecho que, aparte de arruinar al pueblo por la exención de que gozaban tales tropas, podría ser motivo de una acusada impronta militar, posiblemente ya desde la Edad Media.

Uso actual de la pólvora: arcabucería

La arcabucería está presente en el 35% del total de actos oficiales de nuestras Fiestas. Estos actos están contemplados en el Guión Oficial de Actos que confecciona la Asociación de Comparsas, entidad organizadora de las Fiestas. Esta Asociación está formada por representación de las cinco Comparsas existentes, más un representante de la Mayordomía de la Virgen de Gracia, otro del M. I. Ayuntamiento de Caudete y una junta electa (Presidente, Vicepresidente, Tesorero, Secretario, Cronista y Asesor Histórico Artístico).

 El disparo de arcabucería se realiza en el transcurso de las Procesiones, “Guerrillas” y los llamados “Acompañamientos”. El modo de proceder es el mismo en todos casos: parejas de festeros, situados a ambos lados de la calle, disparando y avanzando en fila separados por una distancia de seguridad. En el caso de las “Guerrillas”, sin embargo, un bando (bien el cristiano, o bien el moro, según el día) avanza frente al otro.

Las Procesiones son tres: La Traida de Ntra. Sra. la Virgen de Gracia desde su Ermita, el día 7 de septiembre, la Procesión General, con la Patrona, por gran parte de la población, el día 8, y La Llevada, el día 10 de septiembre, con el orden inverso al del día 7.

Los “Acompañamientos” se realizan los días 7, 8, 9 y 10 de septiembre, desde la puerta de la Iglesia hasta el domicilio de los Capitanes.

Las “Guerrillas” tienen lugar los días 7 y 8 de septiembre, y consiste en un simulacro de batalla entre los bandos moro y cristiano.

  Medidas de seguridad que se adoptan en el uso de la pólvora

La larga tradición en el uso de la pólvora ha hecho que su manejo en Caudete se realice de manera extremadamente cuidadosa. Prueba de ello es la ausencia de accidentes en los actos de arcabucería.

Medidas de seguridad directas e indirectas:

• La pólvora procede de empresas homologadas, y su suministro se realiza tras el permiso correspondiente por parte de la autoridad competente. En este caso, el Subdelegado del Gobierno en Albacete.
• Los festeros que participan en actos de disparo están en posesión de la licencia de armas de avancarga.
• Las armas utilizadas (trabucos, arcabuces y espingardas) tienen la correspondiente autorización por parte del Banco de Pruebas.
• La distancia de seguridad entre los festeros precedentes es de 20-30 metros.
• Se barren la calles de pólvora y se realizan riegos en las calles por donde transcurren las procesiones.
• Se disponen bidones con agua en lugares adecuados para la eliminación de la pólvora sobrante.
• La pólvora se transporta en depósitos adecuados, con diversos sistemas de seguridad que evitan la exposición de más pólvora que la necesaria para un disparo. Está prohibido cualquier otro tipo de envase.
• Está prohibido disparar sobre las aceras o inmediatamente antes de una esquina.
• Los tiradores se acompañan de cargadores, personas que portan el depósito de pólvora y dispensan al festero la necesaria para cada disparo, retirándose antes del mismo a una posición segura.
•  Está totalmente prohibido fumar en las zonas próximas a tiradores y cargadores.
• Los festeros y cargadores tienen prohibido beber alcohol antes y durante los actos de disparo.
• Todos los participantes en estos actos, y cualquier otro de las Fiestas, está cubierto con un seguro de accidentes y de responsabilidad civil.
• Todos los actos de disparo están supervisados por delegados de cada Comparsa, así como por el Alcalde Fiestas, cargo designado por la Asociación de Comparsas, con el objeto de que transcurran dentro de los cauces establecidos.

Reivindicaciones

Nuestra petición no es otra que poder seguir celebrando nuestras Fiestas sin el condicionante de la permanente inseguridad en la que nos encontramos actualmente. Demandamos, asimismo, mayor interés por parte de los responsables políticos para que estudien, de manera conjunta con nosotros si lo creen conveniente, la forma de marcar pautas o protocolos en este sentido, con el fin de que la pólvora, una vez concedido el permiso, pueda también ser repartida de acuerdo a las necesidades de nuestras tradiciones.

Es un contrasentido que se conceda permiso para repartir una determinada cantidad de pólvora y luego se obligue a un continuo tránsito de la misma para un reparto diario, con el consiguiente aumento del riesgo (por el mismo transporte por carretera, así como por el excesivo movimiento de pólvora por parte de los festeros). Además, existen actos que comienzan antes del amanecer, mientras que el camión de transporte no puede salir antes de las nueve de la mañana, por lo que sería imposible su realización.

Finalmente, nos comprometemos, como hemos hecho hasta ahora, a colaborar para cumplir con todos los preceptos legales que esto conlleva: seguiremos incentivando el alta de licencias de armas, la legalización de armas, la suscripción de seguros para festeros y la potenciación de cuantas medidas de seguridad estén en nuestra mano.

DIRECTIVA  ASOCIACION DE COMPARSAS

 “NTRA. SRA. DE GRACIA”

 Caudete, noviembre de 2002